galletasdeverano1
Galletas

Galletas decoradas de verano y mis recetas de glasa

Aunque la mayoría de las galletas  decoradas que hago son de colores pastel y con temática más bien cursi, de vez en cuando me gusta hacer cosas diferentes, con colores alegres y chillones.
Y como estamos ya en verano, qué mejor momento que este para hacer estas galletas.

Si os preguntáis qué moldes son hechos por mí ( empiezo a tener casi más moldes de cartulina que comprados jajaja) he de decir que solamente las gafas y la palmera.
El resto, además de comprados, eran de nuevo estreno.

Con ellas, además, he probado un nuevo tipo de glasa, en concreto la receta de Postreadicción.

Hasta ahora siempre había usado el glaseado que aprendí en el curso de galletas que hice, pensando que no había otra forma de hacerlo. Pero en cuanto me puse a investigar un poco sobre la glasa rápidamente descubrí otras muchas fórmulas.

A continuación os pongo las proporciones para hacer ambos glaseados, el que siempre he usado que contiene clara de huevo, y el de Postreadicción. Y os cuento cuál es mi opinión sobre cada uno de ellos.

Glaseado con clara de huevo:

  • 1 clara de huevo pasteurizada (la puedes conseguir en el Mercadona)
  • Unos 200 o 250 gramos de azúcar glas ( personalmente prefiero que sean 250 gramos para que la glasa quede un poco más consistente)
  • Aroma al gusto.

Con estas cantidades consigues glaseado para unas 7 u 8 galletas grandes aproximadamente.

Para hacer este glaseado no es necesario que tengas una Kitchen Aid. Durante mucho tiempo yo he usado una batidora de varillas y el glaseado siempre me ha quedado perfecto.
Lo primero que debemos hacer es tamizar el azúcar glas. A continuación batimos la clara de huevo con un par de cucharadas soperas de azúcar y cuando vemos que la clara está espumosa, echamos un tercio del azúcar glas que aun tenemos. Volvemos a batir a velocidad baja y terminamos por echar el resto del azúcar. Finalmente batimos a velocidad alta.  Ya tenemos lista nuestra glasa para usar.
Ahora es el momento de teñirla y poner el aroma que tu desees.
El glaseado que conseguimos con estas cantidades es un glaseado indicado para delinear las galletas, para detalles pequeños, escritura, etc. Pero para conseguir el glaseado de relleno debemos añadir agua. Para eso es mejor que le eches paciencia y lo hagas poco a poco, casi gota a gota, hasta que consigas que la glasa tenga una textura de yogur griego.

 

El glaseado de Postreadicción:

  • 24 g polvo de merengue
  • 160 g agua
  • 900 g azúcar glas tamizado
  • 2 cucharaditas de jarabe de maíz
  • Aroma al gusto

 

Con estas cantidades tienes para muuuuuuuuuchas galletas grandes, pequeñas, medianas y más! jaja
Así a ojo te puede dar para unas 30 galletas grandes, por lo menos!

En su página ella explica perfectamente cómo hacerlo, con todo lujo de detalles, no obstante copio tal cual su descripción:
Batir en la Kitchen Aid con varillas el polvo de merengue con el agua durante 1 minuto a velocidad 8. Añadir de golpe el azúcar glas y el jarabe de maíz y batir con palas planas durante 8 minutos a velocidad 3, hasta que forme picos blandos.
Para el glaseado fluido (de relleno) añadir agua y mezclar a mano con cuidado de no incorporar aire, o batir a velocidad 3 con palas planas hasta que esté integrada.

Ventajas e inconvenientes de ambos glaseados:

Glaseado  con claras de huevo:
El primer glaseado, desde mi punto de vista, sólo tiene una ventaja: Cualquiera, sin necesidad de hacer compras en tiendas especializadas, puede hacerlo en su casa.
Como ya indiqué, la clara de huevo pasteurizada la venden en el Mercadona. Son botellitas de plástico que tienen un medidor por el cual puedes guiarte perfectamente a la hora de medir las claras de huevo.
Por lo demás este glaseado presenta muchos contras:
-Cuesta encontrar el punto adecuado  si, por ejemplo, quieres hacer detalles muy finos con la glasa. Tienes que hacerla muy compacta, osease con mucho azúcar glas, si quieres que la linea quede fina y no se fundan las lineas que se cruzan.
-Lleva clara de huevo, y aunque sea pasteurizada, siempre es más seguro evitarla.
-La clara de huevo deja a la glasa un tono amarillento que altera los colores que le quieras poner y que, por supuesto, te obliga poner colorante blanco si es este el color que deseas.

Glaseado de Postreadicción:
Para mí es el descubrimiento del año.
-La textura que se consigue con él es absolutamente perfecta, ya que te permite hacer todo tipo de lineas, sea cual sea el grosor.
-Evitas el uso de la clara de huevo
-La glasa queda perfectamente blanca, lista para que pongas el color que desees y quede como tu quieras.

El único contra que tiene este glaseado, es que los colores, con el tiempo, tienden a subir un poco el tono. Por lo tanto, hay que tener en cuenta esto cuando se está tiñendo la glasa.

La conclusión final de este post:la clara de huevo acaba de ser desterrada de mi mundo galletil jaja

Facebook

Previous Post Next Post

Sin comentarios

Deja un comentario