Fruta, Helado

Helado de mango

Por fin llegó la temporada de helados y postres fresquitos. Y para inaugurar esta nueva etapa veraniega que llega a todos los blogs de cocina, yo he elegido este helado de mango que tanto le gusta a mi novio.

Helado de mango

Me encanta hacer helados porque son muy fáciles y rápidos de hacer y además puedes guardarlos en el congelador y ofrecer a tus visitas siempre que quieras. Por muy inesperadas que sean. Por no hablar de ese placer que te proporciona tener un día un antojo, no tener nada dulce en casa para comer, y acordarte que en el congelador aun te queda helado de mango.

Helado de mango

Ingredientes del helado de mango

    • 200 ml de nata 35% de materia grasa
    • 300 g de mango aprox.
    • 50 g de queso de untar
    • 100 g de azúcar (Yo utilicé el azúcar moreno Java de Azucarera)

Preparación

1. Busca en la frutería el mango más maduro, para que tenga el mayor sabor posible. Necesitaremos unos 300 gramos aproximadamente, pero no pasa nada si pones más o menos. Es preferible que añadas más cantidad que menos, para darle así un sabor más intenso a mango al helado.
Trocea el mango en dados y tritúralo con la batidora junto el azúcar y el queso hasta hacer un puré.

2. Monta la nata asegurándote de que queda bien firme.

3. Mezcla la nata con el puré de mango con movimientos suaves y envolventes.

4. Llega el momento de mantecar el helado en la heladera siguiendo las instrucciones de la misma.

5. Reparte la mezcla en los moldes de helado. Yo usé un kit de moldes  de silicona para hacer 4 helados. Cada uno de ellos con una capacidad de 90 ml. Me sobró un poco de mezcla que puse en un tupper especial para congelación.

6. Coloca los palitos de madera y deja los helados en el congelador unas 24 horas. Recuerda que si no tienes heladera: mete directamente la mezcla en el congelador. Déjalo una hora más o menos, y antes de que cristalice, sácalo del congelador y bátelo con energía, a mano o con varillas, para romper los cristales de hielo y hacer un helado cremoso. Bate lo justo y necesario, sin exceso. Vuelve a meterlo en el congelador y haz este proceso varias veces.

7. Si quieres hacer el mismo tipo de helado que yo, es decir, cubierto de chocolate blanco ( en este caso teñido de amarillo) aquí te dejo este post que hice hace tiempo y en el que te explico cómo se hacen:

Helado de mantequilla de cacahuete y chocolate

Helado de mango

Lo cierto es que a mí me encanta hacer helados cubiertos de chocolate, pero en esta ocasión en realidad no te recomiendo que lo hagas. El mango no tiene un sabor extremadamente intenso, así que en la batalla de sabores, si añades el chocolate, este casi gana la batalla. Y ese no es el objetivo. Uno quiere comerse un helado de mango que sepa a mango.
Así que mi recomendación final es que no hagas los helados con el chocolate.

Helado de mango

Helado de mango

Para terminar os dejo una lista de los helados que he hecho hasta la fecha para que os entretengais y tengáis dónde elegir:

Muchos besos y mucho cuidado con estos calores!!!!!
Mirta ^_^
Facebook

Previous Post Next Post

Sin comentarios

Deja un comentario

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.