Tartas

Tarta Victoria

La Tarta Victoria o Victoria sponge cake se ve a menudo como un pastel bastante “simple” en estos días, con tantos sabores increíbles ahora disponibles. Sin embargo, lo que puede parecer un bizcocho muy sencillo, tiene una historia increíble y ha tenido una gran influencia a nivel mundial en la repostería.

El nombre del pastel debería ser The Royal Victoria Sponge, ya que su nombre se remonta a la propia reina Victoria, de quien se decía que disfrutaba de una rebanada del delicioso pastel con su tradicional té inglés de la tarde.

Tarta Victoria
  • Facebook
  • Pinterest

Receta Tarta Victoria
  • Facebook
  • Pinterest

La Tarta Victoria o Victoria Sponge Cake es un pastel, creado con una mezcla de azúcar, mantequilla, huevos y harina, a veces con la adición de polvo de hornear, es decir, levadura química. 

La razón inicial por la que se distinguió en su momento al resto de bizcochos, es por a la invención del polvo de hornear en 1843. El polvo milagroso permitió que el bizcocho creciera más y ese ventaja llevó a otros cambios en los ingredientes y sus proporciones. Este polvo de hornear fue inventado por Alfred Bird, un inglés involucrado en la fabricación de alimentos. La adición permitió que el bizcocho incluyera más grasa (en forma de mantequilla), creando así sabor más potente. Las tartas sin el polvo de hornear adicional eran mucho más delgadas y no tenían la consistencia de un “bizcocho”, lo que los hacía más parecidos a una galleta. La primera referencia encontrada a estos pasteles en Inglaterra se remonta a 1615.

Tarta Victoria
  • Facebook
  • Pinterest

Tarta Victoria
  • Facebook
  • Pinterest
 

  • Facebook
  • Pinterest

Cuando se trata de ingredientes, aunque el clásico bizcocho Victoria puede parecer un pastel simple, los ingredientes a menudo son debatidos por aquellos que buscan crear la consistencia, la miga y el sabor perfectos. Aquí radica un debate: ¿usar harina con levadura, donde está incorporado el polvo de hornear, o harina común y luego agregar el polvo de hornear?. Otro ingrediente opcional es la harina de maíz, que le da al bizcocho una textura más ligera. El uso de mantequilla parece ser universalmente reconocido, excepto cuando se trata de la propia reina de la repostería, Mary Berry, que opta, de manera controvertida, por la margarina. Los huevos también son un punto importante, pero en qué cantidades son nuevamente una fuente de debate.

Los puristas de Victoria Sponge incluso llegarán a pesar sus huevos, para asegurar su consistencia y calidad. También se sabe que algunos agregan una yema extra con el propósito de crear un color dorado a la miga. Algunas recetas agregan un chorrito de leche, con la intención de que la masa sea más fácil de esparcir en los moldes, para un pastel agradable y uniforme. Otra adición cuestionable es la del extracto de vainilla, que a menudo se agrega en cantidades variables para proporcionar el suave sabor a vainilla en el bizcocho, aunque no siempre lo agregan todos.

Ahora toca otro punto importante, el relleno. Incluso cuando finalmente haya decidido la elección de los ingredientes y el método, está el problema de cómo llenar y decorar el artículo terminado. El relleno tradicional es mermelada (frambuesa), sin embargo, se han agregado rellenos adicionales con el tiempo. Uno de esos rellenos discutibles es la elección de la crema de mantequilla o la nata batida. Algunos optan por la nata montada y otros eligen una crema de mantequilla de vainilla. El sabor de la mermelada ha cambiado con el tiempo, y algunos optan por la fresa en lugar de la frambuesa.

Las bayas frescas también se han agregado a menudo en versiones más modernas, además de la mermelada. Por último, se puede espolvorear el pastel con azúcar en polvo o un poco de azúcar glas, según las preferencias. La versión tradicional solo se rellena en el medio, sin embargo, las versiones más modernas se han dedicado a decorar la parte superior además.

¡Así que ahí lo tenemos! Lo que puede parecer un bizcocho “simple”, en realidad tiene una historia rica y bastante real, ya que una vez estuvo a la vanguardia de la panificación con su inclusión de polvo de hornear y ahora evoluciona constantemente con el uso de diferentes mermeladas, cremas y métodos de horneado. El pastel ha inspirado creaciones y variaciones en todo el mundo, ganando para siempre un lugar en los corazones de todo el mundo.

  • Facebook
  • Pinterest

Receta de la Tarta Victoria

(Receta sacada del libro Clandestine Cake Club de Lynn Hill).

Ingredientes para el bizcocho

  • 225 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 225 g de azúcar
  • 225 g de harina con levadura
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de vainilla

Ingredientes para el relleno

  • 200 ml de nata
  • mermelada de frutos rojos
  • frutos rojos al gusto (frambuesas, fresas, moras)
  • 1 cucharada de azúcar glas

Preparación del bizcocho

1. Bate la mantequilla reblandecida a temperatura ambiente y el azúcar hasta conseguir una mezcla esponjosa.

2. Añade los huevos de uno en uno batiendo después de cada adicción. Ahora es momento también de añadir la vainilla.

3. Agreda la harina con levadura y bate ligeramente hasta que se haya integrado.

4. Engrasa el molde (yo utilicé uno de 20  cm de diámetro) y hornea a 180º durante unos 50 minutos o hasta que introducir un pincho en el centro salga limpio.

  • Facebook
  • Pinterest

Montaje de la tarta

1. Con el bizcocho ya frío corta por la mitad.
2. Monta la nata y cuando esté casi lista añade la cucharada de azúcar glas para darle dulzor.
3. Rellena el bizcocho con la mermelada, los frutos al gusto y la nata.
  • Facebook
  • Pinterest
Espero que te animes a hacer esta Tarta Victoria. Si quieres probar otras recetas de tartas que he hecho, en este enlace tienes dónde elegir. Muchos besos, Mirta.
¡Haz clic para puntuar esta receta!
(Votos: 4 Promedio: 4.8)
Previous Post Next Post

You Might Also Like

Sin comentarios

Deja un comentario

Pin It on Pinterest